BANDERA CANARIA BAJO EL MAR

Loading...

miércoles, noviembre 15, 2017

CAMINO ANHELADO



CAMINO ANHELADO
Arcoíris que engalana la mañana. La furgoneta avanza algo perezosa sobre la carretera. Familia: tres niños y dos adultos. Kilómetros. Idea cuasi clavada: final anhelado. Magec encima, fogoso.  Más carretera. Árboles los escoltan cobijándolos bajo sombras placenteras. Canciones infantiles a coro. Más kilómetros. Nuevas melodías pegadizas.Allá a lo lejos se adivina un punto. ¿El destino? Un poco más. No es !Nos hemos equivocado, carajo! A empezar de nuevo. ¡Qué pena! Descansemos aquí. ¡Eh, es un maravilloso lugar! Quedémonos. ¡Sííí! Quizás, amigos, lo importante no sea el destino sino la senda.

Félix Martín Arencibia

lunes, noviembre 13, 2017

BARCOSROCAS Y NIEVAN PÉTALOS DE ALEGRÍAS














"Barcarocas" es un poema inspirado en la costa del Cabo de Gata almeriense. 
"Nievan pétalos de alegrías" en un un fascinante paisaje de almendros en flor en la Alpujarra. 

BARCOSROCAS



Negros barcosrocas zarpan del Cabo de Gata

surcando sobre cristales

azules navegando en busca

en el horizonte de la esperanza perdida

por sus míseros tripulantes

fantasmagóricos.



Quizás encuentren nuevos horizontes

tras los cuales anclar sus <>

y encontrar nuevas promesas de fértiles

tierras que acaso puedan parir

esperanzas evidentes.




NIEVAN PÉTALOS DE ALEGRÍAS



Nievan pétalos de alegrías

sobre el azul un tanto vivo.



Llueven pétalos de futuros rosas

sobre las viviendas espantando

los miedos de sus habitantes

recién despiertos de tinieblas

de pesadillas de impotencias.



Nieva que nieva el almendro

deshaciendo sus tristezas
en renovados regocijos.



Félix Martín Arencibia

jueves, noviembre 09, 2017

LAS ALPUJARRAS, SILUETAS DE FANTASMAS




Se trata de un poema que escribí hace unos años en un viaje a la zona de las Alpujarras almerienses  y granadinas.
Zona impresionante que destaca por su belleza, sus riachuelos, sus viejas historias de luchas
entre moros y cristianos que arrastraban odios añejos.

 

                                                       

LAS ALPUJARRAS,  
SILUETAS DE FANTASMAS

Las Alpujarras, cielos azules
barrancos, manantiales, pinares.
Nevada de pétalos de almendros.
Ríos de sangre que corren
por la guerra de Las Alpujarras.

Siluetas de fantasmas
de montañas lejanas,
de esqueletos de plantas
de aullidos de muerte
venidos del pasado.

Lucha entre cristianos
y musulmanes con viejos
rencores que un aún afloran
el presente de visos añejo.

Fantasmas de árboles,
nubes negras que se
convertirán en sangre
de esperanzas nuevas
que rebroten entre
los frescos arroyuelos
arrastrándose serenos.

©️Félix Martín Arencibia

miércoles, noviembre 08, 2017

LAS AGUJAS EMBRUJADAS DE IMPOSIBLES DE LA CATEDRAL DE ARUCAS



LAS AGUJAS EMBRUJADAS
CON IMPOSIBLES
DE LA CATEDRAL DE ARUCAS


La algo casi catedral de Arucas,
penetró los sueños de mi infancia azul.
Quizás se abortaron ante un verde engañoso
que me embrujaba con imposibles
de piedra gris viviendo al filo
de la destrucción que puede
que nunca alcance llegar a pesar
de su aparente inmediatez.

©️Félix Martín Arencibia
2017

martes, septiembre 26, 2017

MAS VALE ESTAR BIEN ACOMPAÑADO QUE SOLO



MAS VALE ESTAR BIEN ACOMPAÑADO QUE SOLO        

Sonia, la camarera, se mueve de un lado para otro. Sirve copas, vende helados, prepara perros calientes. Los reparte moviéndose con agilidad entre las mesas y los clientes. Trata de andar cada vez más deprisa intentando acallar su voz interior y narcotizar su tristeza. Su capacidad de amar se le ha ido atrofiando a base de tanta decepción.

No ha dado con el hombre que soñaba. Por ahí andan sueltos muchos machangos y pinochos compulsivos, piensa. Quizás un tal Bruno, que le pareció un poco cursi, verdaderamente la quería. Lo rechazó porque le pareció algo al ñoño y sensible. Quería hombres duros como su padre. Prefirió a los rebenques y bandidos que luego la engañaron, despreciaron y abandonaron.

Actualmente sabe algo más lo que quiere. No busca con tanto ahínco. Recuerda el viejo dicho: <>. Quizás le convendría irlo cambiando por: <>. Ahora está casi segura que no desaprovechará la ocasión, pues ya tiene, como le decíamos, un tanto más lo que pretende y lo que no.
Sonia ahora continúa moviéndose con más sosiego entre las mesas y los clientes. Va despachando a la vez un esbozo de sonrisa esperanzado e incluso algo pícaro.

©️Félix Martín Arencibia

lunes, septiembre 25, 2017



UNA TOS ATRAVIESA…
Una tos solitaria atraviesa la humedad de la mañana y es tragada por el escandaloso ruido del tráfico mañanero.
¡Pobrecita tos, tan cursi, apenas se había asomado su débil voz al balcón matutino!
©️Félix Martín Arencibia

jueves, septiembre 21, 2017

NO QUIERO SUEÑOS DORMIDOS...


NO QUIERO SUEÑOS DORMIDOS

Se encontraba el aspirante a filósofo Sócrates Rodríguez sentado en una piedra caliente en plena hora de la siesta.
-No quiero sueños dormidos –se dijo para sí, bajito.
-Ni dormidos sueños –oyó sorprendido.
-Quiero sueños que vuelen –continuó creyendo que habían sido imaginaciones suyas.
-Que vuelen y que nunca aterricen.
-¡Maldito bicho, mira que va y me adivina el pensamiento! –suelta Sócrates asombrado.
El que le había contestado era un lagarto bien gordote que se encontraba en una piedra cercana. ¡Créanselo, amigos, es la auténtica realidad! Bueno, ya sé que quizás no se lo han creído, pero no estaría mal que fuera cierto. ¡La imaginación al poder!

©️Félix Martín Arencibia

miércoles, septiembre 20, 2017

DANDO PUNTADAS A LA REALIDAD POLÍTICA Y ECONÓMICA




DANDO PUNTADAS A LA REALIDAD POLÍTICA Y ECONÓMICA


- Ni queremos a banqueros ni políticos que elaboren leyes para dejarnos sin viviendas y con los bolsillos vacíos.

-Frente al represor y al torturador siempre surge un ser humano dispuesto a dar la vida por los demás.


-Los seres solidarios de nuestro Planeta ganaremos la partida a los codiciosos de las dictaduras financieras asesinas. ¡A pesar de su poder, juntos lo lograremos!


Félix Martín Arencibia


martes, septiembre 19, 2017

EL SOL SE ASOMA TRAS LA LLUVIA



EL SOL SE ASOMA TRAS LA LLUVIA

El sol se asoma tras la lluvia, nos ilumina, alimenta nuestra alegría congelada. Despierta la risa colgada de un espantapájaros.


©️Félix Martín Arencibia

LA MEZQUITA AZUL DE ESTAMBUL



LA MEZQUITA AZUL DE ESTAMBUL...

 ...ha sido atrapada sobre el fuego de la tarde. Casi por sorpresa llega la noche convirtiéndola en sombras fantasmales que custodian el descanso de los  habitantes de la ciudad quizás aún no soñada.
 
©️Félix Martín Arencibia

lunes, septiembre 11, 2017

NO ALCANZARÁ A SACIAR SU SED




 NO ALCANZARÁ A SACIAR LA SED

 Ahí está la  muchacha junto a la barra medio dibujujando su frágil perfil. Menea y remenea el azúcar del cafe.Prueba y aleja la taza. Está demasiado caliente. Consigue al fin tomarse un buche y luego otro. Por mucho que beba no alcanzará a saciar la sed que le provoca la tristeza que hoy arrastran sus  pies. ¡Mañana probablemente será diferente!

Félix martín Arencibia



  

lunes, agosto 28, 2017

PALMERAS AZULES ANHELANDO UTOPÍAS...



Palmeras azules anhelando utopías

Hambre de celestes insaciables.
Sueños de amores de palmas
enroscados en los corazones
de los amantes enfermizos.
Palmeras azules anhelando utopías
escondidas en el azul más profundo
de un pozo abisal salpicado
de estrellas y agujeros negros.

 

©️Félix Martín Arencibia-2017

sábado, julio 29, 2017

HOY VUELTO A REIR POR NO LLORAR



Hoy me vuelvo a reír por no llorar.
 
Acepto la tristeza y cultivo la alegría.
Hoy me vuelvo a reír por no llorar.
Este mundo loco que no entiendo
me despierta con sus extravagancias.

©️Félix Martín Arencibia

DE NUEVO RETORNA A LOS PIES DE LA LUZ



El aire acaricia con sus dedos

La memoria que duerme
un tanto dolorida.
Magec, proyecta su luz
sobre la arena del olvido
que de nuevo retorna
a los pies de la luz.
 
Julio-2017
©️Félix Martín Arencibia

jueves, julio 27, 2017

PERDIDOS EN EL AHORA DE LA INVISIBILIDAD


"Van y vienen los viajeros"

Perdidos en el ahora
de la invisibilidad
que les aletarga
bajo el anhelo
de roca quemada.
Bañada por la marea
de la indigestión
apresurada.
Van y vienen
pero nunca llegarán
a lo que no vendrá. 


Julio-2017
Félix Martín Arencibia